En busca del lince "perdido"

Durante el mes de mayo tuve la ocasión de poder disfrutar de unos días en  pleno corazón de la Sierra de Andújar. Con la grata compañía de Juanfra y Juan Carlos Poveda dos grandes naturalistas y conocedores de esta sierra.

El objetivo de esta inmersión remota en Sierra Morena, no era otra que intentar fotografiar al lince ibérico (Lynx pardinus). El felino más amenazado del planeta, de hecho, este animal sólo vive en la península Ibérica donde, según los últimos censos, resisten unos 320 ejemplares. Motivos más que suficientes para querer fotografiarlo.


Como todo reto, era de esperar que le lince se resistió en apacer. El primer día conforme pasaban las horas se hacia más presente que le lince no aparecería. Ante la ausencia de él, si contaba con la visita de una cogujada montesina (Galerida theklae) que, por lo menos, si me hizo más llevadera la espera, eso si tantas veces hacia acto de presencia que ya ni la fotografiaba.



Al día siguiente la mañana se presentaba igual, solo la presencia de la cogujada montesina, una pareja de jilgueros y algunos ciervos en la lejanía, rompían la monotonía de la espera.


Al filo del medio día entre los jarales con el sigilo natural de los felinos, sin prisa pero sin pausa apreció el lince ibérico, el rey del bosque Mediterráneo. La espera mereció la pena.


Se trataba de una hembra, de nombre, Gema. Una lincesa veterana que el año pasado ya saco un cachorro,llamada María.


Con aspecto algo cansado probablemente por la calor, Gema continuo su camino. Este año aún no se sabe cuantos cachorros ha tenido. Sin duda un momento increíble. Hasta siempre Gema.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Las minas de Alquife, una mirada al pasado.

El lápiz de la naturaleza.

Marruecos ornitológico.