Operación limpieza Mulhacén.


El pasado 24 de agosto se organizo una jornada de eliminación de corraletas, acondicionamiento vereda subida oeste Mulhacén y limpieza de la cima del pico Mulhacén. Realizada por la Asociación Red de Voluntariado Ambiental del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada y los voluntarios del campo de trabajo de Ecocampus.


Vista cabecera del Genil, desde el Mulhacén.



En la primera parte de la jornada se dedico a la eliminación de corraletas (construcción circular realizada con piedra para poder vivaquear), dos en la laguna de la Caldera y otras dos en las inmediaciones del refugio de la Caldera. La eliminación de corraletas se hace para preservar un ecosistema de pasto nevadense de alta montaña llamado borreguiles en el cual se encuentra numerosos endemismos. Solo se eliminan las corraletas que están sobre el borreguil ya que su peso y forma hace que se deteriore el pastizal. Son ya varios años realizando esta labor desde los voluntarios ambientales del Parque, pero aun falta mucha conciencia entre los "montañeros" conocedores y amentes de la naturaleza.


Aspecto de dos corraletas antes de ser eliminadas.



Trabajo en equipo para eliminar piedras.






Así se queda cuando se elimina la corraleta .







Antes.....



Movimiento de piedras de gran peso, aquí las fuerzas se unen para poder desplazar las piedras.





......y el después.


Tras la eliminación de las corraletas encaramos la subida al Mulhacén por la cara oeste, aquí nuestra labor sera en la parte última de la subida, la de acondicionar la vereda y así evitar que se formen trochas. Con la precaución de colocar las piedras sin dañar el endemismo típico en esa zona, la amapola de la sierra.







Acondicionamiento de la vereda subida del Mulhacén.




Marcado y eliminación de trochas.

Y por último llegada la cumbre del Mulhacén, la cima de la península Ibérica con 3.478 m. Por desgracia en la cima el respeto al entorno brilla por su ausencia, la cima es prácticamente un vertedero alpino. Dada la situación nos pusimos manos a la obra para dejar limpia la cima. Se eliminó hasta las cerámicas que alguien algún día se le ocurrió fijar en la cima con sellador químico de escalada o la "ofrenda" de objetos que contenía el templete de la cima. 



Antonio y Bea, en plena faena retirando camisetas, pañuelos, bufandas...


Cerámica pegada en la roca.


Aproximadamente se recogió unos 15 kilos de basura.



Camisetas, zapatillas, pañuelos, estampas, coleteros, el paquete de tabaco con cigarrillos, una tabla de ejercicios, colgantes, un sobre de infusión, la tarjeta de identificación de un perro, velas...


Y más basura.



Con la basura retirada se podía contemplar lo que había dentro del templete.


El voluntario José, eliminado la placa cerámica que había pegada en el vértice geodésico.



Placa quitada a base de cincel y martillo.


Y tras dejar limpia la cima nos hicimos la foto de familia.


Todo lo que “subas” a la montaña, has de “bajarlo” de la montaña.




Créditos fotográficos: Mariano Sevilla Flores.

Comentarios

  1. ¡Excelente publicación Mariano! Fue un placer haber podido colaborar junto a vosotros en la mejora del entorno natural del Mulhacén, pero lo mejor fue la casualidad de encontrarnos allí. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Excelente publicación Mariano! Fue un auténtico placer haber podido colaborar con vosotros en las tareas de mejora del entorno del Mulhacén, pero lo mejor de todo, sin duda fue nuestro casual encuentro por aquellos lares. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las minas de Alquife, una mirada al pasado.

El lápiz de la naturaleza.

Marruecos ornitológico.